¿Qué tal esa Infoxicación?

Me intoxiqué. En serio. Hasta las orejas de información, de datos, de opiniones, de herramientas. De nuevos métodos…

Esto que en ingles tiene otro nombre, information overload se refiere a la sobresaturación de información pero en mi caso, y lo traslado a las empresas e instituciones creo que se trata de descontrol de la información: de no saber qué hacer con ella.

Es un síndrome. Yo he tardado sólo (¡…!) un par de meses en recuperarme y otro par en reaccionar. Pero un problema así, puede sacarte de la red de un plumazo. En realidad puede sacarte de cualquier lado de un plumazo. Es cierto que hay personas e instituciones que tienen predisposición para la infoxicación.

Por ejemplo instituciones, empresas o particulares  que:

. gestionan demasiada cantidad de datos

. necesitan llegar a públicos muy diferentes

. tienen pocos recusos: tiempo y personas

. tienen pocos medios: canales o presupuesto

Han hecho bien en señalarla como la ‘explosión de la información’ o de la ‘desinformación’,  que aturde, confunde y paraliza. Parece un gas y todo. Pero creedme, el futuro estará la capacidad para gestionar esa maraña de información, de datos, de contactos, de públicos, de tareas y en las posibilidades incluso de la red, de ayudarnos a hacerlo.

Saludos!

Artículos relacionados:

2 pensamientos en “¿Qué tal esa Infoxicación?

  1. Ojalá haya alguien, algún profesor, algún profesional, que enseñe a gestionar toda la información, datos, contactos y tareas a las que nos enfrentamos muchos día a día.

    Saludos,
    Adri.

  2. Me parece que será la clave para la gestión de muchas empresas, de campañas e incluso para apertura de nuevas líneas de negocio. Gracias por tu comentario Adriana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *