¿Por qué tienen tanto éxito los talleres de Comunicación Eficaz?

Uno de los talleres que mejor funciona es el de Comunicación Eficaz en Zaragoza. Y es evidente por qué; somos más conscientes de que las personas que comunican de una forma correcta, consiguen sus objetivos. Objetivos de atención, de ventas e incluso objetivos personales.

Encontramos así emprendedores, por ejemplo, que son grandes comunicadores y cuyos productos quizás no son realmente para tanto, pero oírles contar su historia hipnotiza.

La comunicación es especialmente importante para emprendedores, para vendedores, para todas aquellas personas para quienes la comunicación es una herramienta básica de nuestra profesión. Hablar en público requiere una planificación y un ejercicio de relajación para el cual hay muchas técnicas excelentes, de las cuales sólo cito algunos ejemplos:

. Sonreír genuínamente

.Controlar la respiración

. Mover el cuerpo, sobre todo cuello y cadera

. Conocer nuestros gestos y nuestra expresión no verbal

. Practicar el discurso tanto que tengamos el guión incorporado a nuestro ADN

Bruselas, Mariela Gómez Ponce, Conferencia, Comunicación

Comunicar fue, por ejemplo, el eje del evento que en 2014 WomanSarea organizó en Bruselas, donde emprendedoras y jueces tuvimos la oportunidad de exponer nuestras ideas acerca de la importancia del emprendimiento femenino.

MarielayMariaJosé

Vencer el miedo no es el objetivo. Practicar y llevar a cabo la comunicación lo es. El miedo ha de reducirse a unos nervios normales, respetuosos de cada  intervención.

En una ocasión, por ejemplo, me tocó hablar después de Mario Alonso Puig. Si le conocéis y le habéis escuchado (os animo a ver sus conferencias en youtube), os podéis imaginar el papel que me tocaba. Entonces, eché mano de mi experiencia y conté:

“Hace algunos años, yo era una de esas personas que se ponen rojas si les toca hablar. Las palabras se me mezclaban en el cerebro y difícilmente conseguía decir lo que realmente pensaba”.

En aquella mesa, fui la persona a la que más preguntas le hicieron. Se identificaron con mi historia y mis ganas de crecer.

Han sido años de trabajo, de práctica. De conferencias mejores y peores, de ejercicios. De más y más charlas, de clases. De cursos con grandes profesores como Manuel Campo Vidal. Y aquí estoy, me divierto dando clases y talleres y creo que se me nota.

En los últimos años he podido ver también a través de los talleres de comunicación cómo otros profesionales han cambiado su forma de comunicar. Cómo han rentabilizado su aprendizaje. En los talleres me empeño en que otros conozcan, como yo, algunas de las claves, de los ejercicios y las prácticas que pueden llevarnos a conseguir nuestros sueños.

Nuestra próxima cita será en Calatayud el próximo 8 de Marzo de 2016. Se trata del “Taller de Desarrollo de Talentos y Poder Personal y se desarrollará en el Centro de Servicios Sociales , C/ San Juan el Real nº 6. Si te interesa puedes llamar al 976 88 10 18.

¡¡Gracias!!

Artículos relacionados:

Comunicación dinámica

De vez en cuando repaso un poco el pasado, reviso notas de lo andado. Resumo la experiencia vivida en cada empresa por la que he pasado y la trayectoria en cada campaña realizada. Todas tan valiosas para seguir dando pasos adelante…

Sin embargo no puedo evitar sentir cierta melancolía cuando con cierta morriña como dicen los gallegos acudo a la web de una empresa en la que trabaja y no ha cambiado un ápice. No ha agregado una promo, no ha cambiado la tipografía, no cambiado el diseño aunque sea un poco. No puedo evitar comparar la comunicación de una empresa con la de una persona.

 

Señales que destacan en rojo peligro cuando la comunicación ya no es dinámica

Señales que destacan en rojo peligro cuando la comunicación ya no es dinámica

Cuando te encuentras con una persona a la que hace años que no ves, no esperas que esté totalmente cambiada claro. Esperas que siga siendo ella; pero sí esperas que el tiempo se note. En la experiencia, en las vivencias, los cambios propios de la vida. Y cuando eso no pasa, algo no va bien. Cuando pasan dos o tres o cuatro años y la persona o la empresa está aparentemente en el mismo lugar que antes, al menos para mí es señal de que algo no va bien.

Puede que sólo sea su forma de comunicar. Puede que no comunique de forma dinámica. Que los cambios estén allí y simplemente no se noten.

Pero es posible que esa empresa o esa persona estén estancadas. En un proceso, en un momento sin poder avanzar. Porque cuando comunicas, la comunicación es siempre dinámica. Nunca es igual. Por tanto si comunicas igual que hace dos o tres años, “Houston, we have a problem”.

Artículos relacionados:

Inane

Es raro encontrar una palabra que no me suene y sin embargo esta semana me encontré Inane dos veces. Para mí, era una palabra casi desconocida.

La primera vez fue esta misma semana en la dedicatoria que Enric González me escribió en su libro “Todas las historias y un epilogo, Historias de Londres, Historias de Nueva York, Historias de Roma”.  Escribió rápido y casi sin pensar cuando le asalté junto a un amigo, antes de una conferencia en Zaragoza.

Enric González hablando de las elecciones en EE.UU en Ibercaja, Zaragoza

La dedicatoria de Enric González dice así: “Para Mariela, justo antes de uno de mis discursos inanes…”

La segunda vez que leí “Inane”, también esta semana, fue en la columna que Maruja Torres escribe para El País Semanal: “Periodismo “inane y extenuante”

Por cierto, inane significa “Vano, fútil, inútil”.

En su artículo, Maruja Torres, habla del  libro ‘Cómo y por qué la crisis del periodismo nos afecta a todos‘ y en particular menciona a algunos periodistas, todos con afirmaciones más acertadas. Como la de la periodista Mónica G. Prieto:

 “Los medios tradicionales han fallado al público. Ya no forman y apenas informan, sólo entretienen y sirven de altavoz a los intereses de los que siempre debieron sospechar”.

Es curioso leer esta palabra, justo esta semana, de la mano de dos periodistas relacionados con El País, uno de los periódicos más importantes de España, que está semana despidió a 128 redactores, prejubiló a otros 21 y reduce en un 15% el salario del resto de la plantilla.

En contrapartida, Juan Luis Cebrián, periodista de profesión y presidente ejecutivo de PRISA, empresa editora del periódico, cobra 8 millones de euros al año. Sí, han leído bien.. o c h o.  En ese contexto, es normal que el director de El País, Javier Moreno, se niegue a dar a conocer cuánto gana…

Hace tiempo que el Grupo Prisa no hace periodismo sino dinero.

Los periodistas protestan, pero parece no servir de nada. El comité de empresa lleva denunciando la situación del grupo PRISA desde hace meses, cuando comenzaron los despidos en Prisa Radio. Y no es una política nueva. PRISA no actúa así sólo en España, también en otros países pero el problema está en que nadie se entera.

Entre grupo de accionistas de la editora de El País se encuentran empresas con las que mantiene una deuda millonaria (no cuantificada todavía): HSBC, Grupo SantanderLa Caixa (que convirtieron la deuda por capital por importe de 334 millones de euros) y Telefónica (que adquirió bonos de la compañía por valor de 100 millones).

La deuda de PRISA, que estaba entorno a los 3.500 millones de euros, sigue ahí. Pero las maniobras del Grupo, no responden a la crisis, ni a esa deuda, sino a la búsqueda de un mayor crecimiento de sus activos.

Socios y amigos.

En Argentina PRISA tiene como socios, entre otros, al grupo Godó que edita en España el periódico La Vanguardia. PRISA tiene participación en Grupo Clarín en Argentina de ahí que la información que leemos en respecto a Argentina sea siempre negativa, acorde a la que publica Clarin. PRISA cuenta además, con seis licencias de radios FM en el interior del país, “el proyecto federal radiofónico” que incluye emisoras en Río Cuarto, Santa Fe, Corrientes, Salta, Cipolletti, Rosario y Tucumán. Además de Radio Continental y Los 40 Principales con más 26 millones de oyentes diarios.

No sorprende, PRISA tiene más de 1.000 emisoras. Imaginaros todos estos medios contando las mismas noticias interesadas… ¿Qué percepción creéis que tenemos de la realidad?

Argentina tiene previsto aplicar la Ley anti-monopolio en diciembre. Muchas de las empresas de PRISA y otros grupos, saldrán a la venta. ¿Quiénes creéis que las van a comprar? ¿Pymes? No, en serio… ¿Ciudadanos anónimos?

Los empresarios monopólicos están muy cabreados. Con razón, claro. A ver si van a perder un poco de esos 11 millones de euros que se embolsó Cebriain el año pasado. Están denunciando al Gobierno Argentino ante organismos internacionales porque “atenta contra la libertad de prensa”… ¡No, en serio!!

Nadie quiere soltar la batuta porque hay mucho dinero en juego.

El monopolio pide derecho a existir y muy pocos políticos arriesgan su carrera para regular verdaderamente el mercado, o sino que le pregunten a Zapatero que llevó a RTVE a la mejor época informativa de su historia y ahí está.

Asociaciones de la prensa? No, de eso no hay….

El periodismo ya no es periodismo, tiene otro nombre: Periodismo Inane.


Artículos relacionados:

Liderazgo Femenino, ¿nuevo feminismo?

No tengo ni idea de por qué el feminismo se ha hecho una especie de “mala imagen” entre la gente. Por mi parte le tengo mucho respecto a una línea intelectual y de trabajo, que a penas conozco y de gran profundidad y trayectoria internacional.

Vale ¿Entonces de qué hablamos?

De un liderazgo basado en nosotras mismas. No en ser más duras y parecernos a los modelos culturales masculinos, tampoco en adecuarnos a lo que esperan de “las mujeres” con tópicos femeninos: la guapa, la maja, la sexy, la infantil.

Se trata de buscar muy dentro, de tejer tu identidad y de hacerla valer a través de una comunicación efectiva. Se trata de tu propio liderzgo y se trata también de favorecer y formentar el liderazgo de otras mujeres. Amigas, hermanas, compañeras de trabajo…

No es fácil. Porque tenemos una idea muy concreta de cómo debe ser una mujer, de qué es ser mujer y eso, es lo primero que hemos de cambiar.

Si te interesa el tema: http://bit.ly/N6W0Y5

Artículos relacionados:

CIENCIA Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN por MARIANO MARZO

                                                                                                                                                          La Vanguardia, jueves 17 de mayo pág.21.

 

La colaboración entre científicos y medios de comunicación nunca ha sido más necesaria. Debido en parte a la incapacidad de ambos para entenderse. La gente ignora hasta extremos realmente alarmantes la visión de la ciencia sobre aspe ctos clave de nuestra realidad cotidiana.

Hoy, con su incesante actividad global los medios ofrecen una oportunidad única para hacer llegar a políticos, creadores de opinión y público, los conocimientos imprescindibles para que su posicionamiento y decisiones se ajusten al mínimo de racionalidad exigible en pleno siglo XXI. Pero el foso entre científicos y Periodistas parece agrandarse por momentos.

No son tiempos para que los científicos nos encerremos en nuestra torre de merfil. Debemos trabajar junto a los profesionales de la comunicación para transmitir no sólo lo que sabemos, sino lo que no sabemos y lo que resulta incierto.

Teóricamente científicos y periodistas compartimos un compromiso con la investigación, la búsqueda del conocimiento y su difusión con la máxima precisión y objetividad.
Los equipos de investigación que llevan tiempo intercambiando puntos de vista y experiencia con periodistas, saben que los beneficios son mutuo.

Los profesionales de la información comprenden mejor el significado real de la ciencia y su método de trabajo y adquieren mayor capacidad para informar de manera responsable a la opinión pública. Y los científicos obtienen una idea más precisa sobre la temática y cuestiones que interesan a los ciudadanos lo que resulta fundamental para no aislarse de su entorno social.

Las universidades tienen oficinas de prensa que pueden ser un conducto muy útil para explicar a los medios los intríngulis de las investigaciones. Y los equipos científicos pueden contactar directamente con los periodistas e invitarlos a conversar sobre los desafíos que ambos enfrentan cotidianamente.

Si científicos y periodistas no se esfuerzan en aprender el lenguaje del otro, el conocimiento permanecerá encerrado en los laboratorios, será mal entendido, no se actualizará o peor aún, será mal usado. Cuándo esto sucede no solo se defraudan las expectativas de quienes quieren estar bien informados, sino que el trabajo científico pierde parte de su razón de ser: la de ser útil a la sociedad.

* Mariano Marzo es Catedrático de Recursos Energéticos y Geología del Petróleo en la UB

 

Nacho Pulido

Artículos relacionados:

Comunicación y Liderazgo en Internet

Integrantes del Curso de Comunicación y Liderzgo

Manuel Campo Vidal junto a profesores y participantes del Curso de Comunicación Eficaz y Liderazgo organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo

Es una cuestión de tendencias.

En el último curso de verano de la UIMP: Comunicación Eficaz  y Liderazgo,  dirigido por Manuel Campo Vidal, una de las asistentes,  Carolina FábregasOnline Marketing Manager en Nokia que aportó junto a los demás participantes valiosos comentarios y experiencias, me animaba a una pregunta que sin pronunciar se quedó tácita en el aire durante la conferencia “Comunicación 2.0: El desafío de las redes sociales”.  ¿Es necesario seguir poblando las redes sociales? ¿La masiva presencia  en la red no se estará evaluando el contenido de blogs y de lo que se publica en Twiiter, Facebook, etc?

Quedé dándole vueltas al tema de los contenidos. A la gran cantidad de material con el que a diario lidiamos los que nos dedicamos a la comunicación en la red. La creciente disminución en la documentación y profundidad de los artículos en algunos conocidos medios de comunicación. La profusión de artículos comerciales, consejos, post varios. El desbarajuste de fechas, el posicionamiento a través de foros que WordPress y Yahoo han vuelto a poner de moda.

Y lo dudé. Quizás deberíamos dejar de “socializar la red”. Elegir a la gente que puede “aportar” y descartar a quienes quizás lleguen a colgar información que “ensucie” la red con información que no es útil o entretenida o cueste leer. La tentación es tremenda.

Pero pensé en las cosas que al menos de momento, sigo creyendo. Que la red es una gran posibilidad. Que está cambiando formas de pensar, de consumir, de crear, de trabajar, incluso de hacer negocio. Ha cambiado la economía y por qué no filosofía de nuestro tiempo.

Pero si me permiten la comparación, sigo creyendo en la educación gratuita aun cuándo me lleguen correos desde Chile (o Argentina) con ejemplos de eternos estudiantes universitarios que le cuestan millones al Estado en una formación siempre incompleta. Por cada uno de esos estudiantes hay miles que tendrán en esa posibilidad de educación una única y auténtica posibilidad de salir de la pobreza y la miseria. De tener una visión más allá de sus propias circunstancias.

Con Internet pasa lo mismo. Hay miles y millones de personas escribiendo sobre su taza de café de la mañana ¿Y qué? Por cada uno de ellos habrá otros tantos que encontrarán compañía, ocio, oportunidades de negocio, trabajo, y sobre todo: información.

He visto a mucha gente que hasta hace unos no sabía ni entendía qué era la red o para qué servía, posicionarse y llegar a ser verdaderos líderes de comunicación en su sector. He visto a periodistas y profesores descreídos formarse y reciclarse hasta convertirse en verdaderos referentes del tema. En profesionales con aptitud y actitud para la red. Si eso no es Comunicación y liderazgo, que venga alguien y me lo diga.

Saludos!

Artículos relacionados:

El avatar de la política española

Los políticos me caían mejor antes. Antes del 15 M cuando un grupo de gente me obligó a pensar en lo que está pasando. En la imagen de los políticos, en el discurso de los políticos y la política en general. En los partidos más votados y a las alianzas que hacen los otros partidos menos votados para gobernar en coalición en contra de lo que la gente vota. En los saludos entre bambalinas y los abucheos de cara a la cámara. En las felicitaciones de los políticos a los periodistas, de los periodistas a los políticos…

Me hizo reflexionar sobre la comunicación política que hemos ayudado a construir y sobre todo, me hizo pensar en el tipo de comunicación política que a partir de ahora me gustaría proyectar.

He visto el post que Patxi López, uno de los políticos que más me gustaba, hizo con la foto de Zapatero sin que sus compañeros supieran que estaba twitteando y no me gustó. Porque no tiene que ver con la filosofía de Twitter y porque no tiene que ver con la filosofía de la política en la red y menos, con la política que creía que promulgaba López. Francamente si un compañero de trabajo o amigo me hace ese favor (de publicar una imagen con tanta carga simbólica en un momento tan delicado) sacaría rápidas y quizás no muy acertadas conclusiones por esa acción.

He aquí la fotografía difundida por Patxi López en Twitter.

Decir que presenciamos un cambio histórico en la política ya no tenga mérito, quizás sí lo tenga comprometerse a ser parte de él. También está claro que hasta ni uno sólo de los políticos ni del PP, ni del PSOE, ni de Izquierda Unida, ni de… nadie!  Nadie se ha hecho eco claramente y con convicción respecto a las manifestaciones no sólo de España sino del resto de Europa y América.

Internet es un canal que está uniendo formas de pensar, que ha cambiado la forma de participar. Que ha desarrollado nuevas formas de comunicar. Es el momento de cambiar el avatar de la política.

Artículos relacionados:

¿Qué tal esa Infoxicación?

Me intoxiqué. En serio. Hasta las orejas de información, de datos, de opiniones, de herramientas. De nuevos métodos…

Esto que en ingles tiene otro nombre, information overload se refiere a la sobresaturación de información pero en mi caso, y lo traslado a las empresas e instituciones creo que se trata de descontrol de la información: de no saber qué hacer con ella.

Es un síndrome. Yo he tardado sólo (¡…!) un par de meses en recuperarme y otro par en reaccionar. Pero un problema así, puede sacarte de la red de un plumazo. En realidad puede sacarte de cualquier lado de un plumazo. Es cierto que hay personas e instituciones que tienen predisposición para la infoxicación.

Por ejemplo instituciones, empresas o particulares  que:

. gestionan demasiada cantidad de datos

. necesitan llegar a públicos muy diferentes

. tienen pocos recusos: tiempo y personas

. tienen pocos medios: canales o presupuesto

Han hecho bien en señalarla como la ‘explosión de la información’ o de la ‘desinformación’,  que aturde, confunde y paraliza. Parece un gas y todo. Pero creedme, el futuro estará la capacidad para gestionar esa maraña de información, de datos, de contactos, de públicos, de tareas y en las posibilidades incluso de la red, de ayudarnos a hacerlo.

Saludos!

Artículos relacionados:

Globonet, Gobiernos Locales en red, la apuesta de la Administración Local por las redes sociales

 

Globonet es la red social impulsada por la FEMP como espacio común para todos aquellos interesados en el municipalismo. Se trata de una herramienta colaborativa, que apuesta como anuncian, por una municipalidad más participativa y democrática.

Supongo que es la evolución normal de las redes sociales locales: encontrar un nicho, un grupo que busque información de su sector y que encuentre fácilmente a profesionales de su sector. En otras redes sociales cada vez es más complicado para el usuario medio. Las herramientas se han vuelto cada vez más y más especializadas.

 

Para un sector como el de Administración (políticos) la inversión en tiempo es también un plus y no todo el mundo tiene un equipo de comunicación dispuesto a organizar el trabajo en redes sociales o muestra la inquietud que éstas necesitan. Aun  así comenté mis dudas respecto a la atomización de contenidos y a la endogamia como el peor enemigo de esta clase de redes sociales.

Sin embargo, veo con curiosidad y cierto optimismo el esfuerzo de este tipo de experiencias. Aunque sé que no existe una cuota de usuarios en España lo suficientemente grande como para segmentar la información de esta manera. Lo más probable es que este tipo de experiencias en una primera fase, necesiten abrir y promocionar su red en redes más generalistas.

Artículos relacionados:

Aprender a comunicar, la materia pendiente

Aprender a comunicar es definitivamente, la asignatura pendiente. No lo digo yo, claro. Lo dice Manuel Campo Vidal todo el tiempo y siempre que tiene ocasión. Lo dice los sábados en la tertulia de No es un día cualquiera en la sección de Comunica que algo queda.  Lo dice en su libro, ¿Por qué los españoles comunicamos tan mal?

Que no sabemos comunicar es una realidad tan evidente, que parece extraño que nadie lo pusiera en la palestra como lo hace él a cada momento.

Su libro es un manual (aunque a él no le guste que así sea) de recomendaciones, de guiños de lo que no se ha de hacer a la hora de comunicar, pero sobre todo, es la exposición de una gran verdad: Cuando no comunicamos, perdemos una gran oportunidad. Oportunidad de contar lo que sabemos, de darnos a conocer, de difundir, de divertir, de hacer amigos, de hacer negocios, de hacer cultura, de hacer comunicación…

Gracias a Manuel me he convertido en el peor público posible y supongo que también en el más comprensivo de todos…. Cada vez que voy a una conferencia me fijo si la persona lleva un esquema, si improvisa, si habla de pie o sentado. Si va de tonos claros, si va de oscuro, si está tranquilo, si está nervios@. Es agotador. Porque escuchas la conferencia al mismo tiempo que analizas todo, el lugar el tipo de público, el tipo de evento. El tono de la voz de la persona que habla, el tipo de micrófono, si hay escaleras o no, si el público que llega tarde distrae la atención del conferenciante o si la puerta está retirada de la atención de la gente…

Sin embargo, cuando encuentro buenos oradores, ejemplos de buena comunicación, es más fácil. Nada me distrae de lo que dicen. No me fijo en la ropa, ni el tono de la voz, simplemente escucho. Porque logran atraer toda mi atención como hacen los buenos comunicadores. Te llevan directamente a su cabeza. No te dejan pensar en “a ver qué dice ahora”. Simplemente vas con ellos a donde te quieren llevar con su mensaje. Perfecto.

Me pasó dos veces este mes, la primera escuchando a Mario Alonso Puig en el Primer Encuentro de Asistentes de Dirección que se realizó en Oviedo, y la segunda ayer en el Paraninfo de Zaragoza escuchando a José María Calleja en presentación del libro de Santiago Boira Sarto: Hombres maltratadores. Historias de violencia masculina.

En ambos casos puedo recordar frases completas del mensaje, ideas claras, miradas. Manos. Incluso el tono de la voz, pero sobre todo, el mensaje.

Era la primera vez que escuchaba en directo a José María Calleja y comunicó tan bien que logró contar en pocas palabras y con el tono adecuado pero cercano la importancia de un libro único en el que se analizan algunos perfiles de maltratadores.

Abordaje a Calleja, saludo y retirada.

Mario Alonso Puig deslumbra. Además enseña con sus acciones que se puede aplicar cada una de las cosas que predica y eso, no es nada fácil. Fue volver de Oviedo y predicar el “marioalonsismo” hasta que volví a verle en una entrevista que le hizo esta semana Buenafuente para promocionar su nuevo libro Reinventarse ¿Será casualidad?

Me pregunto cuántos mensajes me perdí del todo, cuantos mensajes valiosos me llegaron sólo parcialmente y cuántas veces me quedé sin dar los míos correctamente.

Artículos relacionados: