Comunicación y Liderazgo en Internet

Integrantes del Curso de Comunicación y Liderzgo

Manuel Campo Vidal junto a profesores y participantes del Curso de Comunicación Eficaz y Liderazgo organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo

Es una cuestión de tendencias.

En el último curso de verano de la UIMP: Comunicación Eficaz  y Liderazgo,  dirigido por Manuel Campo Vidal, una de las asistentes,  Carolina FábregasOnline Marketing Manager en Nokia que aportó junto a los demás participantes valiosos comentarios y experiencias, me animaba a una pregunta que sin pronunciar se quedó tácita en el aire durante la conferencia “Comunicación 2.0: El desafío de las redes sociales”.  ¿Es necesario seguir poblando las redes sociales? ¿La masiva presencia  en la red no se estará evaluando el contenido de blogs y de lo que se publica en Twiiter, Facebook, etc?

Quedé dándole vueltas al tema de los contenidos. A la gran cantidad de material con el que a diario lidiamos los que nos dedicamos a la comunicación en la red. La creciente disminución en la documentación y profundidad de los artículos en algunos conocidos medios de comunicación. La profusión de artículos comerciales, consejos, post varios. El desbarajuste de fechas, el posicionamiento a través de foros que WordPress y Yahoo han vuelto a poner de moda.

Y lo dudé. Quizás deberíamos dejar de “socializar la red”. Elegir a la gente que puede “aportar” y descartar a quienes quizás lleguen a colgar información que “ensucie” la red con información que no es útil o entretenida o cueste leer. La tentación es tremenda.

Pero pensé en las cosas que al menos de momento, sigo creyendo. Que la red es una gran posibilidad. Que está cambiando formas de pensar, de consumir, de crear, de trabajar, incluso de hacer negocio. Ha cambiado la economía y por qué no filosofía de nuestro tiempo.

Pero si me permiten la comparación, sigo creyendo en la educación gratuita aun cuándo me lleguen correos desde Chile (o Argentina) con ejemplos de eternos estudiantes universitarios que le cuestan millones al Estado en una formación siempre incompleta. Por cada uno de esos estudiantes hay miles que tendrán en esa posibilidad de educación una única y auténtica posibilidad de salir de la pobreza y la miseria. De tener una visión más allá de sus propias circunstancias.

Con Internet pasa lo mismo. Hay miles y millones de personas escribiendo sobre su taza de café de la mañana ¿Y qué? Por cada uno de ellos habrá otros tantos que encontrarán compañía, ocio, oportunidades de negocio, trabajo, y sobre todo: información.

He visto a mucha gente que hasta hace unos no sabía ni entendía qué era la red o para qué servía, posicionarse y llegar a ser verdaderos líderes de comunicación en su sector. He visto a periodistas y profesores descreídos formarse y reciclarse hasta convertirse en verdaderos referentes del tema. En profesionales con aptitud y actitud para la red. Si eso no es Comunicación y liderazgo, que venga alguien y me lo diga.

Saludos!

Artículos relacionados: